.................... Una princesa de semillas y arbolillos destinada a un bosque....................

6 de junio de 2005

...ÉrAse UnA VeZ(Hace muucho tiempo)...

Una semana en el que los días laborables eran los tres primeros y el fin de semana empezaba el jueves.
Primer reto, conseguir 26+2 entradas para el Kinépolis el día del estreno de STAR WARS (Gracias a todos los que me pagasteis prontito ;) )....Lukar y Bombur, decidieron apuntarse en un ataque de locura sana y había que conseguir dos entradas más...SALA 20, 19:00

Segundo reto, hacer disfraz, comprar los maquillajes, terminar resumen de Biogeografía. (Conclusión , no fui mucho a clase)

Tercer reto, ordenar mi cuarto XD XD XD

Miercoles tarde, Finalmente llegué a las fases finales de mi entrenamiento jedi (si fui de jedi ....que original) y terminar mi traje (menos mal que la máquina de coser hizo su función). Me fui a buscar a Lukar, como siempre tarde ^_^U y nos fuimos en la gran búsqueda del cristal para fabricar mi sable láser. El dueño de la tienda debía estar compinchado con el lado oscuro ya que desconocía la existencia de los materiales para su fabricación. Hice uso de un contrabandista que se hace llamar Zagarhh, nunca ha querido revelar su verdadero nombre, y él me consiguió los materiales en el mercado verde (Leroy Merlin).
Partimos al encuentro de una compañera de batallas, una de las que más alegró el pequeño campamento de Kalendor. Con sus artes y su entretenida conversación hizo que nos quedáramos a cenar y que descubriéramos las delicias de la comida japonesa.

Jueves mañana, el entrenamiento jedi estaba llegando a su fin y pronto debía someterme a la gran prueba final. Para ello necesitaba obtener la última pieza de mi sable. Con todos los materiales en mis sacos me decidí a buscar al que iba a ser mi padawane una vez que yo obtuviera el título de jedi. Mi compañero zaragozano, Bombur, aterrizó a la hora indicada en la sala de embarque. Llevé a él y a Lukar junto con el lado oscuro y pese a su insistencia decidí dejarlos con ellos (y ver si son dignos de recorrer el camino jedi)



Jueves tarde, terminé mi sable láser y me vestí de forma adecuada para arrebatar a los pequeños aprendices de las garras de mal. El camino se tornó más difícil de lo que pensé en un primer momento y cerca del punto marcado, sentí una alteración en la Fuerza (llegaba tarde...). Conseguí encontrar a los míos y me dispuse a obtener claves de acceso para la ceremonia (mis dos aprendices no estaban en la lista y tuve que mover algunos hilos) PEAZO DE PELIII!!



Jueves noche, dejé atrás mi condición zabrak y partí a un extraño lugar situado en el borde exterior, conocido como Metalmorfosis. Terminé hablando con mi pequeño aprendiz de los inescrutables caminos de la Fuerza y de la atracción del lado oscuro.


Viernes mañana, La noche se tornó día y mi pequeño aprendiz debía partir una vez más. Después de su marcha me dispuse al encuentro de mi otro aprendiz que celebraba su aniversario...¡qué sueño pasé!...

Sabado mañana, un grupo de la zona se disponía a visitar la ciudad a la cual había partido mi aprendiz y los acompañe en su viaje, a pesar de que uno de ellos era un sith. En la ciudad nos haríamos obtendríamos una segunda identidad para no ser descubiertos. Llegamos al punto de encuentro una posada, gracias a la ayuda de unos geonosianos y de su sopa de condones. Allí mi pequeño aprendiz me dio una falsa identidad.


La posada


Yo, Crista Meiderton, acompañaba a mi hermana en un largo camino junto con un grupo de caballeros gracias a los cuales, pudimos salvarnos de los orcos y llegamos a la posada bastante cansadas. Buscábamos unos jóvenes nobles casaderos con los que nuestro padre podría sentirse satisfecho. Pareció cosa del destino, pero allí, encontramos a los caballeros que serían los destinados a ser parte del festín (uys eso no debería haberlo dicho en voz alta). Arreglar los planes de matrimonio no fue difícil, ni tampoco probarlos y así, comprobar su utilidad.
Nos llamaron magas poderosas, incluso sucubos, pobres inocentes de nosotras que sólo queríamos un marido con el que compartir nuestra cena. Pactos con una sociedad secreta, con un lícido....la de cosas que pueden pasar en un simple día de posada. Mi disfraz estaba viniéndose abajo así que, decidimos llevarnos a algún aventurero a merendar.
Las sirenas hicieron su pequeña aparición y uso de su gran fuerza. Pero su arrogancia pudo con ellas y perecieron ante la Iglesia.


Con mi fuerza jedi conseguí sobrevivir de ese altercado y borrar la imagen que tenían de mi los ciudadanos para poder escapar sana y salva...sólo unas marcas verdes han quedado del recuerdo de aquel gran viaje. Gracias Lukar por hacerlo realidad :P


Que la Fuerza os acompañe
Alathea, la zavrak

...Maestro Skywalker, son demasiados ¿Qué podemos hacer?...

http://www.loresdelsith.net

3 comentarios:

xPheRe dijo...

Hola guapa!!!

Muchos recordamos aquel dia en la posada (que para algunos duró casi 72 horas) con muchisima alegría. Por lo divertido que fue y por la compañía, claro está ;) Aunque me costase un punto de vida!! xDD Gustoso lo pagaría de nuevo ;P

Un beso, preciosa, sigue tan encantadora como siempre, y ten cuidado con el lado oscuro: Una vez se conocen sus secretos, no se puede abandonar por nada de la galaxia!

El noble que fue marido que fue festin que fue asesino que fue encarcelado... y que pronto escapará, ebrio de locura

xPheRe dijo...

Por cierto: Estuviste increíble en tu papel, estabas preciosa con aquel vestido (que el bosque se encargó de llenar de hojarasca) y el maquillaje de las sirenas... genial, no hay palabras.
Nada más, sólo queria remarcar eso
xDDDDD

Ciao, mi dulce sirena!

Darth Panch0r dijo...

Saludos, corazón intrépido:

Me es muy grato leer tus aventuras y la conclusión de tu entrenamiento. Tienes un gran potencial en tu corazón, no permitas que nunca nadie de al traste con él.

Espero poder visionar pronto tus holo-fotos, tengo a mi droide de comunicaciones permanentemente a la espera de noticias. No olvides tampoco nuestras conversaciones. No permitas que los juicios y prejuicios de otros decidan tu futuro por tí. Hay muchos lugares maravillosos que visitar y muchas lecciones que aprender en el universo.

Saludos desde la esquina oscura y discreta de la posada, vaciando una jarra de cerveza trandoshiana a tu salud.